Javiera Undurraga (INEDIT): “En ese entonces no se entendía mucho el concepto de ‘documental musical'”

Javiera Undurraga (INEDIT): “En ese entonces no se entendía mucho el concepto de ‘documental musical'”

Javiera Undurraga directora de INEDIT nos cuenta cómo comenzó la historia del festival de cine musical más importante del país de la mano de Centro Arte Alameda.

“Inedit nació en el Alameda. Sólo teníamos esa sede y eran todos los jueves del mes. Pasábamos como tres películas cada jueves y eso lo hicimos en conjunto con un Catalán que nos presentó a Roser.

Nos encantó, porque encontrábamos que Roser era súper chora y que en el fondo estaba súper abierta a hacer cosas y dar oportunidades. Porque claro, en ese entonces, el 2004 no se entendía mucho, el concepto de “documental musical”. Los documentales estaban asociados a una cosa más ecológica o ya bien era un video clip. Pero documental musical costaba. Bueno, la Roser lo entendió perfectamente y dimos unos documentales preciosos.

Dentro de esos documentales preciosos, nosotros pasamos “Nico” de la Nico de “Undergound”, también el documental “Maldito” de los Fiskales Ad-Hok que terminó con un concierto en vivo. Ese año exhibimos doce documentales y lo pasamos súper bien, esto fue hace 16 años atrás y así nació el INEDIT, en el Alameda.

Yo siempre tuve mucha fe en el festival, siempre pensé que era una genialidad. A mi personalmente me parecen muy buenas las películas que tienen música y el concepto de traer un festival enfocado en películas musicales siempre me ha parecido lo máximo. El Alameda era el lugar para pasar este tipo de películas y la verdad es que nos fue bien desde la primera versión de INEDIT.

Ya en el INEDIT 2 logramos hacerlo en un fin de semana. De jueves a domingo en el Alameda también. Fue un festival que se hizo a pulso, no teníamos grandes auspiciadores.

Se decidió que sea en el Centro Arte Alameda porque básicamente era el único lugar donde se podían hacer este tipo de actividades en Santiago. No había otros lugares, lo otro era hablar con multisalas que no estaban muy abiertos a arriesgarse a un proyecto como INEDIT en ese minuto. Luego cuando ya se dieron cuenta de que INEDIT traía un público seguro ahí hicimos muchas alianzas con las multisalas, pero claro, en el INEDIT 1 y 2 el Alameda fue el único lugar que nos brindó el apoyo.

Por eso es tan terrible que el Alameda ya no exista, físicamente digamos, porque yo veo que realmente hay muy pocos lugares donde brindan un apoyo a este tipo de iniciativas. Generalmente, en el arte hay muchos proyectos de este tipo, que tienen que nacer de una manera chiquitita y así mantenerse y existen pocos lugar que brinden ese apoyo”.

Publicado en prensa y etiquetado , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *